Aniversario

Fiel a mi forma de ser, creo que la fecha de cumpleaños no es algo para”festejar’, no siento que haya nada que festejar.
Yo lo vivo más como una etapa de introspección profunda, ver en donde estoy, que quiero, que quiero ser y que no estoy haciendo para cumplir con todo esto último.

Mi circulo cercano quizás lo note (o quizás no). Bajo al 50% mi velocidad y ocupo mi mente en otros aspectos que el día a día no me lo permite. Quizás la gente no lo note ya que solo se dedican a preguntar “Hey! ¿Festejas? ¿haces fiesta? ¿Morfi? ¿Chupi?” y ante mi negativa rotunda, te dice “Uh! que amargo so’ vo’!”.

… si me conocieras un poquito…

Con respecto a la introspección, por primera vez siento que la edad que cumplo (27) me pesa.
Y me pesa no por las arrugas (que tengo), ni por las canas (que no tengo) ni por los dolores (que tengo muchos), si no por el camino recorrido hasta aquí, por todas las cosas que hice (muchas, creo), por las cosas que se vienen, pero mas que todo, por todas las cosas que no hice y tendría que haber hecho.

En esto último está mi cabeza este año, ver que, como y por que, cosas que tendría que haber hecho, no las hice. Ver los motivos y las circunstancias. Ver si hoy haría lo mismo, ver si evolucioné. Ver si sigo repitiendo errores.

¡Gracias por todos los saludos recibidos!

un comentario

  1. […] con el panorama mucho mas claro de lo como estaba el año pasado, e inclusive infinitamente mejor que el no-balance de año nuevo. Por lo cual me pone muy contento […]