Diario de viaje, capitulo 0: Los porqueses

Por motivos que no vienen al caso hace ya casi 4 años que no corto para irme de vacaciones y creo que ya es hora, mi cabeza no da para mas.

Como a cualquier persona que vive de su trabajo y su trabajo es su persona, osea vive literalmente, cortar es muy difícil… llegar a desconectarse de las presiones laborales es casi imposible lo cual hace que cualquier alejamiento de las tareas cotidianas sea casi un suplicio (si, ya se, estoy exagerando) y luego la vida se encarga de redoblar la dosis de estrés.

Sin embargo hoy siento la necesidad de cortar. desconectarme para poder reconectarme con mas energía.

Esto se puede hacer de muchas formas… yo elegí hacerlo como se debe: me voy de viaje, lo suficientemente lejos del teléfono como para que no llamen, la cantidad de kilómetros necesaria para que nadie me ubique y la diferencia horaria para que el solo tener poco tiempo en común.

Suena a escape, tiene algo de eso.

Este es el capitulo cero de esta historia, los porqueses

un comentario

  1. Euge says:

    Cuan cierto es lo que decís. Me quedé sin viaje a San Pedro, no conseguí pasajes para San Martín de los Andes y el estrés me está matando…
    Todos necesitamos escapar y eso es bueno.