Gran paso

photo

Como sabrás, escucho música el 90% del día, y, en el último tiempo, el volumen máximo del iPod, sumado a la magia de los auriculares in-hear, habían empezado a hacer mella en mis oídos. Lentamente comenzaron los dolores, pinchazos y cosquillas, lo cual -no estaba bueno-.

Ya perdí el tacto en partes de mi cuerpo, si hay otro sentido que no me gustaría perder es el oído, y, luego de leer la historia de Lucas (aca, aca y acá), me dispuse a, inicialmente limitar automáticamente el volumen máximo (jamas pensé que haría esto) y ver la onda de cambiar de auriculares a unos abiertos… o capaz me compro un Nokia y me lo cuelgo del brazo y pongo la cumbia a todo lo que da con el speaker!

El primer paso esta dado.